¿Qué es la mastitis?

La mastitis, es una infección del tejido mamario que puede ocurrir en cualquier momento, incluso para las mujeres que nunca han estado embarazadas. Sin embargo, la mayoría de las veces aparece durante la lactancia temprana, generalmente dentro de los primeros dos meses, antes de que un lactante se haya acomodado completamente en un patrón de alimentación regular con un adecuado y saludable enganche.

¿Qué causa la mastitis?

La mayoría de los casos de mastitis son causados ​​por la entrada de bacterias en el cuerpo a través del pezón – a menudo a través de pezones que están agrietados o adoloridos por la lactancia materna. La otra razón por la que un seno podría infectarse se debe a un conducto de leche bloqueado, que puede ocurrir cuando los pechos no se vacían completamente durante o después de una alimentación.

Varios factores conducen a un mayor riesgo de mastitis, incluyendo:

  • Casos previos de mastitis.
  • Engorgamiento (cuando el seno está lleno de leche) ya sea por posponer o saltar frecuentemente el amamantamiento o bombeo.
  • Pezones agrietados o irritados, especialmente causados por problemas con el enganche del bebé al seno.
  • Anemia, que puede disminuir el sistema inmunológico y, por tanto, la resistencia a infecciones como la mastitis.
  • Amamantamiento en una sola posición, lo que puede llevar a que los senos no estén completamente vaciados.
  • Presión en los senos causado por un brasier muy apretado, cinturones de seguridad, o cargar un bolso pesado.
  • Enfermedad o infección en la madre o el bebé

¿Cómo es la mastitis?

La mastitis generalmente sólo afecta a un seno, el cual puede ponerse de color rojo, hinchado o doloroso. La mastitis también se acompaña a menudo de fiebre, escalofríos y otros síntomas parecidos a la gripe, que pueden aparecer antes de que se presenten síntomas visibles como hinchazón de los senos o enrojecimiento. El dolor o una sensación de ardor durante la lactancia es también un síntoma de mastitis. Los primeros signos incluyen ligera hinchazón o enrojecimiento de la mama.

¿Cómo se trata la mastitis?

Cuando se detectan los síntomas de la mastitis, siempre es buena idea hacerlos revisar por un médico, ya que, cuando no se trata, la mastitis puede convertirse en un absceso mamario, que luego va a necesitar tratarse quirúrgicamente. Sin embargo, para tratarlo tempranamente, un médico generalmente hace un diagnóstico basado en un examen, y le prescribe antibióticos, los cuales van a comenzar a aliviar los síntomas en los primeros dos días aproximadamente. Es importante seguir tomando los antibióticos durante los próximos 10 a 14 días, incluso si los síntomas parecen mejorar, esto con el fin de reducir las probabilidades de que la mastitis regrese. Si los antibióticos prescritos no comienzan a tener efecto en pocos días, el médico podría recomendar otras pruebas para averiguar qué tipo de infección está causando la mastitis.

Mientras se recupera de la mastitis, el acetaminofén y los analgésicos a base de ibuprofeno son seguros de usar durante la lactancia. Es muy importante tomar mucho líquido y descansar. El uso de compresas frías también pueden reducir el dolor y la inflamación en la mama infectada. Antes de amamantar, puede ayudar a masajear el pecho, y usar una compresa de calor o un paño húmedo y caliente para ayudar con el flujo de la leche.

¿Puedo amamantar teniendo mastitis?

La lactancia materna con mastitis no sólo es segura tanto para usted como para el bebé, sino que en realidad, puede ayudar a mejorar la infección ya que aumenta el flujo sanguíneo y el flujo de leche a través de la mama, ayudando a eliminar los conductos bloqueados. Sin embargo, algunos bebés pueden no alimentarse del seno que está infectado con mastitis, y en esos casos, podría ser de gran apoyo, extraer la leche con ayuda de la mano o también, usar una bomba de mama.


Fuentes
  • Healthwise Staff. “Mastitis While Breastfeeding.” University of Michigan Health System. Regents of the University of Michigan, May 30 2016. Web.
  • Mayo Clinic Staff. “Mastitis.” Mayo Clinic. Mayo Clinic, June 12 2015. Web.
  • Bonnie Tilson. “Mastitis–Plugged Ducts and Breast Infections.” Leaven. 29(2): 19-21. Web. March-April 1993.
Find the Ovia app for you!
Get our app at the Apple App Store Get our app at the Apple App Store Get our app at the Google Play Store Get our app at the Google Play Store